El nacimiento de la UPCH casi coincide en sus inicios con el gran terremoto y tsunami del 2010, por lo que en una primera instancia se abocó a mitigar los efectos en los trabajadores con los daños estructurales que habían sufrido los puertos consiguiendo que se le otorgara un Plan de Mitigación para Trabajadores Portuarios por el Terremoto y Tsunami, con cursos con manutención para 800 trabajadores y trabajadoras.

Pasada la emergencia se abocó los esfuerzos a dar solución problemas estructurales como:

Eliminación del cobro injusto del impuesto a la renta de los trabajadores portuarios.

Los trabajadores portuarios, tras la ley 18.032 generada en dictadura, se les empezó a cobrar el impuesto a la renta por turno, asumiendo que laboraban todos los días. Con ello pagan impuestos hasta cuando ganaban $2.000 pesos al mes cuando el resto lo hacía al ganar sobre $500.000.

2011

Devolución de impuestos injustamente cobrados a trabajadores portuarios. (ley 20.661)

Después de 2 años de movilizaciones, se consiguió que el Estado reconociera su error y devolviera hasta 11 años de impuestos a la renta mal cobrados a los trabajadores portuarios.

Ver Ley
2013

Acuerdo de Pensiones de Gracia para Trabajadores Portuarios.

La industria portuaria es de mucho esfuerzo y riesgo en la actualidad, pero en tiempos recientemente pasados era aún peor, cargando sacos por 8 horas, en turnos muchas veces rotativos, sin implementos de seguridad y poco descanso dejó huellas imborrables en la salud de los trabajadores de esa generación. El pasivo accionar del Estado en regular esa situación provocó que esas situaciones se hicieran normales en los terminales, lo que conllevó a las movilizaciones de la Coordinadora entre el 2002 al 2006, pero tras las mejoras quedaron muchos trabajadores permanentemente dañados por lo que se demandaron Pensiones de Gracia para los trabajadores más lastimados primeramente en los puertos de Huasco, San Antonio-STI, Puerto Central, Panul, Coronel, Lirquén, San Vicente, Talcahuano, Muelle CAP y ahora para todos los puertos de la UPCH.

Desde 2012

Obligación de Creación de Comités Paritarios de Empresas de Muellaje. (Ley 20.773)

Las empresas de Muellaje (que es donde laboran los trabajadores portuarios) no tenían la obligatoriedad de tener Comités Paritarios (de ahí el enorme desgaste físico acumulado de los trabajadores portuarios). Con esa ley se obligó a la creación y funcionamiento de los Comités en las empresas de muellaje.

Ver ley
2014

Obligación a dar media hora de descanso o colación a los trabajadores de empresas de muellaje (Ley 20.773)

A pesar de Chile haber ratificado el Convenio n° 1 de la OIT en 1919 sobre descanso obligatorio y efectivo para todos los trabajadores y trabajadoras, en las empresas de muellaje este no se daba. Tras una fuerte oposición a la demanda de que ese derecho fuera respetado y legalizado en los puertos de Chile, hubo que realizar una paralización total de los puertos que participan en la UPCH , paralización que contó con gran represión, pero que tras 21 días se logró llegar a un acuerdo que se materializó en septiembre del 2014.

Ver ley
2014

Oficialización del día 22 de septiembre como DIA DEL TRABAJADOR PORTUARIO.

Los puertos de la UPCH desde el año 2011 conmemoraban el día 22 de septiembre como el Día del Trabajador Portuario, recordando a los dirigentes y trabajadores mártires que fueron asesinados por la dictadura militar en San Antonio ese mismo día del año 1973. A través de ellos se conmemoran a todos los trabajadores portuarios del país que por más de 200 años de organización y lucha han buscado mejoras para la vida de los trabajadores y dado su vida por este país.

22 Sept

Pago indemnizatorio por Medias Horas de descanso no entregadas a los trabajadores portuarios. (Ley 20.773, Art. Transitorio)

Tras años sin tener media de hora de colación y descanso efectiva, los trabajadores de distintos terminales iniciaron sendas denuncias a la Dirección del Trabajo con nulos resultados. Ello obligó al año 2013 y 2014 a realizar paralizaciones para buscar normar ese descanso, pero además se consiguió un pago indemnizatorio equivalente a 7 años, como máximo, de medias horas de descanso trabajadas. Al ganarse, se inició el proceso de recepción de datos entre los meses de septiembre del 2014 y marzo del 2015 para acceder a ese beneficio el cual ya fue entregado en un 99%.

Ver ley
2014